Dádivas de corazón en la noche de Guaguancó

Quisimos que la Noche de Guaguancó fuera aún más especial y como el que busca encuentra, encontramos premios, dádivas, cariñitos y complacencias para sorprender a todos los que planean recibir el 2017 en nuestras casas.

La noche irradiará salsa, son y guaguancó en cada rincón. La Habana se apoderará de nuestros Hogares y la fiesta traerá consigo a la pareja más salsera, esa que no pare de bailar ni una canción y que nos deleite con sus dotes danzarines.  Si usted se caracteriza en las fiestas por ser el que se baila hasta el himno nacional, agarre su pareja y pare oreja, porque estos premios le van a interesar: Ticketes internacionales, bonos para spa, un brunch dominical y una hidroterapia lo van a relajar después de esta noche de baile y descontrol.

Pero si usted, por ejemplo, se caracteriza por ser rezandero, untarse cuanto ungüento o practicar toda clase de agüeros para augurar un próspero año venidero, nuestra segunda categoría es para usted. Buscamos en esta noche de Guaguancó al Rey y la Reina del agüero, traiga todos sus corotos y demuéstrenos por qué es usted el merecedor de un tickete nacional, un hospedaje en un hotel fenomenal, una sesión de masaje corporal y una limpieza facial.

Y como aquí hay de todo para todos, a los grupos, combos, galladas o camaraderías, también les tenemos sorpresas y alegrías. Si usted viene en parche a gozar esta noche de baile, en alguna de estas dos categorías podría encontrar su dádiva decembrina. El combo alegrón y el combo agüerista gozarán con ticketes nacionales, bonos de spa, noche de fin de semana en un Hotel sin igual, sesiones de cavitación, por si en diciembre se pasó de glotón, y sesiones de microdermoabrasión para que comience el año radiante.

Así que ya lo sabe, ubíquese en la categoría que más le convenga y póngale sabor, actitud y alegría al año que se despide para recibir el 2017 cargado de premios y sonrisas.

Desde ya agradecemos a nuestras marcas amigas por su generosidad desbordada y por ponerle alma y corazón a cada dádiva.

solo-marcas